Todo no, tiene un porqué


Siempre he querido ser mamá. Lo he disfrutado y disfruto muchísimo. También tengo la gran suerte de que mi niño es un Sol y eso ha facilitado las cosas, fue y es un niño trampa, de esos irrepetibles que no tienen rabietas y entienden las cosas si se las explicas. Tan trampa fue que ahí nos plantamos, ni él quería hermanos ni nosotros tentar a la suerte.

Ahora mismo convivo con un preadolescente maravilloso, me alucina las conversaciones que tenemos, sus conclusiones, opiniones y sobre todo el pedazo de corazón que tiene. Sé que cambiará, no soy tan ilusa, yo también tuve esa edad y sé todo lo que conlleva.

En el día a día no es todo alegría y paz, no, muchas veces tienes que decir NO y ver sus labios apretados y su cara seria. Cuando eso pasa, tratamos de explicarle el porqué de ese no. No es un no «porque lo digo yo» ni «porque esta es mi casa y mando yo» no, eso a nosotros no nos va para nada. La casa es de todos, las decisiones las tomamos entre los tres y las opiniones se escuchan y se tienen en cuenta. Todas.

Las discusiones que podemos tener, pocas, afortunadamente, siempre son por la gestión del tiempo. Quiero enseñarle que el tiempo se va y ya no vuelve, que el tiempo que se pierde perdido está, que mirando tik tok o videos de youtube está haciendo grandes a otros mientras sus tareas están sin terminar. Es tan tan fácil caer en la distracción con toda la tecnología que tienen en las manos que dar toques de atención son necesarios.

Estar totalmente concentrado en una tarea es muy difícil, nos pasa a nosotros, que somos adultos, imagínate a ellos.

Como padres y madres tenemos la labor de enseñarles cual es el camino correcto permitiendo siempre que ellos sean capaces de decidir y si se equivocan acompañarles de nuevo, guiarles, escucharles y por supuesto aconsejar en la medida que lo pidan. Nunca juzgar, nunca reprochar. Dar confianza si quieres tenerla, escuchar si quieres que te escuchen y siempre estar dispuestos a dar un abrazo sin preguntar nada más.

Si queremos que sean ejemplares demos ejemplo.

 

 

+ No hay comentarios

Añade el tuyo